Tshirt - Historia de la Moda

Dime T-shirt y te diré de donde viene!!

Aceptémoslo, todos hemos tenido una playera favorita. Más que un artículo de ropa común, la playera es un anuncio portátil, con ella manifestamos nuestras preferencias políticas, musicales o sociales para ser vistas por todo el mundo. Como un anuncio portátil o un medio para innovar las gráficas, las playeras provocativas invariablemente inspiran una reacción; las gráficas de impacto, controversiales o humorísticas ofenden o divierten dependiendo de tu edad, sexo, tendencia política, estado de ánimo de ese día o whatever... Lo que inicio como una humilde pieza de ropa interior ha llegado a ser, gracias en parte al esfuerzo de ídolos adolescentes tales como Marlon Brando o James Dean, la ropa de uso común de los jóvenes, adultos contemporáneos y claro que sí, muchos fodongos que nunca conocieron las camisas .Y las gráficas, slogans y otras categorías, todas ellas han jugado su parte para mantener su status de ícono en el mundo de la moda y es prácticamente imposible que no aparezca en una colección de una marca respetable.



Así fue que con esta inquietud nos dimos a la tarea en Roma Condesa de iniciar una ardua y profunda investigación fashion-histórico-cultural-ociosa, que nos llevó a descubrir que el primer registro de la existencia de la playera se remonta a 1899, cuando una playera blanca, lisa de algodón formó parte del uniforme oficial de la marina de los E. U. Para el año 1930, la playera, de nuevo blanca de algodón y sencilla, llegó a ser la ropa normal de uso deportivo en algunas universidades norteamericanas, mientras que en 1939 se usaron playeras impresas como parte de la promoción para la película “El Mago de Oz”, aparentemente éstas no fueron lo suficientemente populares en su época. No fue sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial que se difundió la practica de poner gráficas en las playeras. Durante la guerra, los soldados asignados a la región del Pacífico habían usado playeras, conocidas estas como el tipo-T, como de uso externo en un intento de atenuar el calor extremo. La mayoría eran blancas sencillas, pero algunas se imprimieron de los campos individuales o de las divisiones. La idea de usar playeras como una especie de uniforme fue buena y tuvo así su nacimiento.

 Los soldados posteriores se volvieron diseñadores y promotores, Ed “Papá Grande” Roth trajo esta tradición de imprimir las playeras de regreso a América después de terminada la guerra. Su especialidad era la venta de carros y organizar espectáculos de carros, él introdujo las playeras con gráficos a toda una nueva audiencia. “Todos los clubes de carros tenían placas que registraban el nombre del club y una parte artística (los bucaneros tenían un pirata, etc.). Yo fui original porque en los espectáculos de carros elaboraba la parte artística, y entre más exageraba esta parte, a los jóvenes les gustaba más”, el decía. Las playeras de Roth llegaron a ser tan populares que, al final, la demanda supero enormemente a la oferta. Así que el desarrollo una máquina de pantalla- de-seda “esta disparaba playeras como balas”, permitiéndole producir una cantidad mucho mayor de los mismos diseños.

Hoy en día toda una industria usa todavía variantes de aquellas primeras máquinas. Roth añade orgulloso “ ¡En 1960 había poca gente que usaba playeras decorativas. Hoy en día hay muy poca gente que usa playeras lisas!”

 Esta práctica de usar gráficas en las playeras fue tomada en cuenta muy pronto por los profesionales de mercadotecnia de todo el mundo, quienes estuvieron dispuestos a explotar el potencial publicitario para promover y publicitar sus productos; pero eso amigos lo dejamos para la próxima entrega. No olviden escribir y proponer temas de su interés en el mundo fashion, bye!

 

 

¿Qué buscas?