ATREVETÉ A CONOCER MÁS DE CERCA EL BDSM Y VIVELO EN SICALÍPTICO GOLD.

La práctica sexual del BDSM –siglas de Bondage, Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo- es una de las más desconocidas y a la vez más criticadas. Son muchos los interrogantes que la rodean y mucha gente aun lo asocia a prácticas oscuras.

En España, según datos de Lelo, una de las marcas de juguetes eróticos más prestigiosas, el perfil de practicante de BDSM es una mujer de unos 35 años de edad, aunque “el temor a no ser aceptado por el entorno y la dificultad de explicar de manera correcta en qué consisten este tipo de prácticas” complican un registro más exacto.


El sadomasoquismo como una “perversión sexual” que habla de “humillación y dolor”, pero la realidad es muy distinta. Según el prestigioso Journal of Sexual Medicine, las personas que lo practican no sufren ningún tipo de enfermedad mental o trauma psicológico.


Pocas personas ajenas a este mundo conocen la importancia de las siglas SSC (Seguro, Sensato y Consentido), que implica que nadie abusa de nadie. Todas las prácticas se consensúan y para evitar cualquier problema se establece un código de seguridad –generalmente una palabra- que garantice que nadie haga nada que no quiera.


Al igual que en un juego de rol, esta práctica se limita únicamente a la práctica sexual. Las relaciones de sumisión y dominación se limitan a los juegos de alcoba y nadie ejerce control sobre las otras facetas de la vida de su compañero o compañera de cama.

Si te gusto comparte!

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Próximos Eventos