PROTEGE A TUS MASCOTAS DEL FRIO INVERNAL

La importancia de prevenir y contrarrestar los efectos de las bajas temperaturas en nuestras mascotas.

Con los fríos extremos que ha traído consigo el cambio climático global, es de vital importancia que estemos preparados para proteger de las bajas temperaturas a todos los miembros de nuestra familia, incluyendo por supuesto a nuestros animales domésticos y de compañía.

A pesar de lo que se cree, no todos los animales cuya piel está cubierta con pelo son capaces de adaptarse y soportar las bajas temperaturas. Por eso, es fundamental que como propietarios responsables sepamos identificar cuando nuestra mascota está padeciendo frío, para protegerla oportunamente y evitar que sufra o se enferme.

Enfocándonos específicamente en las especies de animales de compañía más comunes (perros y gatos) existen razas capaces de generar una capa mayor de subpelo (durante su muda previa al invierno) para protegerse mejor de las bajas temperaturas. Razas tales como el ‘husky siberiano’, ‘alaskan malamute’ o ‘San Bernardo’ (en los perros) o el ‘bosque de Noruega’, ‘Maine coon’ o ‘siberiano’ (en los gatos).

En las razas menos afortunadas cuya capa de subpelo y pelo son menores o incluso inexistentes; o en animales en edades vulnerables (cachorros o ancianos), debemos prestar atención a las señales que pueden indicarnos que están padeciendo frío, tales como: escalofríos, problemas para respirar, aletargamiento, somnolencia y resequedad en la piel.

Si no se actúa oportunamente las bajas temperaturas pueden desencadenar en nuestras mascotas desde un resfriado, hasta laringitis, faringitis, bronquitis o pulmonía. Es por eso que ante síntomas como estornudos, flujo nasal anormal, ojos rojos y/o llorosos, apatía y fatiga, se debe acudir lo antes posible al veterinario para que éste nos indique el tratamiento adecuado para contrarrestar cualquier patología.

Como en muchos otros ámbitos, la mejor medida para evitar complicaciones o desenlaces trágicos es la prevención. Por eso a continuación compartimos algunas recomendaciones útiles para proteger a nuestros perros y gatos de los efectos del inclemente frío.
- Aunque parezca obvio es esencial proporcionarle a nuestras mascotas alimentos balanceados, con el aporte calórico adecuado para tolerar las exigencias del clima invernal.
- Limitar sus baños y cortes de pelo y realizarlos sólo cuando nuestro veterinario nos lo indique.
- Acondicionar sus espacios de descanso con colchonetas y mantas para aislar el frío del suelo.
- Cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire y mantener los ambientes interiores secos y templados.
- Restringir los paseos en el exterior y realizarlos sólo durante los horarios con las temperaturas más cálidas.
- Y si nuestras mascotas lo requieren, vestirlas con una prenda térmica que les ayude a tolerar las bajas temperaturas.

#ProtegelosDelFrio #BajasTemperaturas

Si te gusto comparte!

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Próximos Eventos